1. COSMOVISIÓN DE LOS PUEBLOS PREHISPÁNICOS

La cosmovisión de los antiguos pueblos prehispánicos consiste en la idea que los pueblos tienen sobre el lugar que ocupan en el universo, tanto ellos mismos, como los dioses y los hombres, los astros y la Tierra, y de la manera en que se relacionan entre sí. En el caso de Mesoamérica, los pueblos prehispánicos describieron una serie de mitos que explican su cosmovisión a cerca del origen del hombre y del universo. "El Quinto Sol" de la civilización Mexica, es un mito mesoamericano que explica la creación del mundo, el universo y la humanidad.

MITO DE EL QUINTO SOL

Según este mito, la Tierra ha pasado por cinco etapas diferentes desde su creación, regidas cada una por un sol distinto.

El centro de la Piedra del Sol representa los Cinco Soles. Cada uno corresponde a un período en el cual reinaba una divinidad, finalizaba con una catástrofe que destruía la humanidad y luego renacían los hombres regidos por otro dios. Según el mito ahora transcurrimos el Quinto Sol que colapsará a causa de terremotos y tsunamis.

Al centro aparece el rostro de Tonatiuh, que simboliza el Quinto Sol. Sus dos garras toman corazones para fijarse al universo. Su lengua simbolizada por un cuchillo de obsidiana que representa el sacrificio de sí mismo, fuente de vitalidad y de creación de la quinta era.

Los cuatro glifos que lo rodean representan las épocas anteriores ligadas a los cuatro elementos y donde aparecen las fechas correspondientes al fin de las eras cosmogónicas mexicas. Se leen de izquierda a derecha, siguiendo el movimiento aparente de las estrellas:

El Primer Sol se llamaba Nahui-Ocelótl (Cuatro-Ocelote o Jaguar), porque el mundo estaba habitado por gigantes, había sido destruido, después de tres veces cincuenta y dos años, por los jaguares, que los mexicas consideraban nahualli o máscara zoomorfa del dios Tezcatlipoca.

El Segundo Sol se llama Nahui-Ehécatl (Cuatro-Viento), regida por Quetzalcóatl, desapareció después de siete veces cincuenta y dos años al desatarse un gran huracán, que transformó a los sobrevivientes en monos.

El Tercer Sol Nahui-Quiahuitl (Cuatro-Lluvia), desapareció al cabo de seis veces cincuenta y dos años, al caer una lluvia de fuego, manifestación de Tláloc, dios de la lluvia, de largos dientes y ojos enormes. Los habitantes de la tierra eran en su mayoría inmorales y perversos, y los sobrevivientes se transformaron en pájaros y guajolotes.

El Cuarto Sol En este sol, Chalchiutlicue acabó con un terrible diluvio, después de tres veces cincuenta y dos años, al que sólo sobrevivieron un hombre y una mujer, que se refugiaron bajo un enorme ciprés (en realidad, ahuehuete). Cada uno de estos soles corresponde a un punto cardinal: Norte, Oeste, Sur y Este, respectivamente. En él sucedió que todo se lo llevó el agua y la gente se convirtió en peces.

El Quinto Sol. Este sol está destinado a desaparecer por la fuerza de un movimiento o temblor de tierra, momento en el que aparecerán los monstruos del Oeste, tzitzimime, con apariencia de esqueletos, y matarán a toda la gente. Quetzalcóatl, junto con Xólotl, creó a la humanidad actual, dando vida a los huesos de los viejos muertos con su propia sangre. El Sol presente se sitúa en el centro, quinto punto cardinal y se atribuye a Huehuetéotl, dios anciano del fuego, porque el fuego del hogar se encuentra en el centro de la casa. Para los mexicas y los mayas, el Quinto Sol fue creado en la antigua ciudad de Teotihuacán.

RELIGIONES MESOAMERICANAS.

Son una serie de civilizaciones, esto representa sólo una breve generalización:

  • Olmeca

  • Maya

  • Teotihuacana

  • Zapoteca

  • Mixteca

  • Tolteca

  • Totonaca

  • Mexica

Características comunes destacables, que atañen al modo de vida (dependencia del maíz) y la ideología (por ejemplo la utilización de calendarios dobles, de 365 y 260 días).

Se desconoce gran parte de las costumbres, hábitos, artes y cultura en general de las religiones mesoamericanas, por el escaso interés de los conquistadores en preservarlas, las pocas fuentes escritas que existen y el arrollador deseo de la Iglesia Cristiana por destruirlas durante los años 1500 y 1600 d.C.

Estas religiones se caracterizan por ser politeístas y animistas; varios dioses representan las fuerzas de la naturaleza y en ésta se hallaban los espíritus de los antepasados. Creían en la vida después de la muerte, el chamanismo estaba presente y sus similitudes con otras doctrinas y religiones del mundo se manifiesta de diversas maneras.

mesoamerica3.jpg
mesoamerica1.jpg
mesoamerica4.jpg
mesoamerica2.jpg
mesoamerica6.jpg
mesoamerica5.jpg