6. CHAMANISMO

Año estimado de creación: 11,000 a.C.

Dios del Chamanismo: La Naturaleza / Madre Tierra / Pachamama.

Principales deidades del Chamanismo: Dios y la Naturaleza.

Sede / Capital en el mundo: Cada país tiene distintas ciudades en donde se practica el Chamanismo, sobre todo en Latinoamérica, Siberia, China y Japón.

Número de fieles alrededor del mundo: Desconocido.

Principales libros del Chamanismo contemporáneo:

 

  • Las cuatro sendas del chamán.

  • La sabiduría de los chamanes.

  • Las enseñanzas de Don Juan.

 

Símbolo principal del Chamanismo: Aún cuando no existe un símbolo específico para el Chamanismo, compartimos este gráfico que representa la ideología chamán, pues es el ojo que todo lo ve, en la tierra y en el cielo.

 

 

 

 

 

Principales representantes del Chamanismo mexicano: Don Lucio de Morelos, Doña María Sabina en Huautla, Doña Asunción en Hidalgo, Doña Licha de Puebla y Pachita, en la Ciudad de México.

  

 

 

Principios básicos del Chamanismo:

A nivel general, el Chamanismo se fundamenta en la idea de que el mundo visible, también llamado mundo natural, está dominado por una serie de espíritus o fuerzas que no podemos ver pero que afectan y desencadenan efectos sobre la vida de los seres humanos de este plano. En este sentido, a diferencia de otras religiones que se asocian profundamente con el animismo y que se encuentran dirigidas por miembros de una sociedad, la tradición del chamanismo usa conocimientos y capacidades particulares que le permitan encontrar las respuestas que busca.

Aunque si bien existen muchas variantes del chamanismo alrededor del mundo, existen una serie de elementos que comparten y en las que coinciden desde sus primeros practicantes y sus primeras expansiones, entre las que están fundamentalmente las siguientes:

 

  • El chamán es capaz de establecer comunicación con el mundo de los espíritus.

  • Existen los espíritus y estos desempeñan un papel fundamental en la vida del ser humano y en las sociedades de humanos.

  • El chamán puede evocar imágenes de animales que le sirvan de guía de presagios o guías.

  • En el chamanismo, los espíritus pueden ser tanto buenos, como malos.

  • El chamán puede sacar su espíritu de su cuerpo para poder ingresar al mundo sobrenatural.

  • El uso de técnicas para lograr inducir el trance de chamán se genera para incitar éxtasis visionario.

 

Hay muchas variantes de chamanismo en el mundo; lo siguiente son creencias compartidas por todas las formas de chamanismo: hay que aclarar que el chamanismo proviene del "chamán", quien es propio de la región oriental de Siberia, aunque, como señala Mircea Eliade, en su intento por hacer una historia general del chamanismo, hay una gran diversidad de chamanes esparcidos en todo el mundo, y les caracteriza el hecho de ser médicos y/o guías espirituales que realizan ascensos hacia el cielo. Para los chamanes los espíritus existen y juegan un importante papel tanto en las vidas individuales como en la sociedad humana.

  • El chamán puede comunicarse con el mundo de los espíritus.

  • Los espíritus pueden ser buenos o malos.

  • El chamán puede tratar enfermedades causadas por espíritus malignos.

  • El chamán puede emplear técnicas para inducir trance para incitar éxtasis visionario.
    El espíritu del chamán puede dejar el cuerpo para entrar en el mundo sobrenatural para buscar respuestas.

  • El chamán evoca imágenes de animales como guías de espíritus, presagios, y portadores de mensajes.


El chamanismo se basa en la premisa de que el mundo visible está dominado por fuerzas o espíritus invisibles que afectan las vidas de los vivientes. A diferencia de las religiones organizadas como el animismo o el animatismo, que están lideradas por párrocos y que todos los miembros de una sociedad practican, el chamanismo requiere conocimientos individualizados y capacidades especiales. Los chamanes actúan fuera de religiones asentadas, y, tradicionalmente, actúan solos. Los chamanes pueden juntarse en asociaciones, como han hecho los practicantes tántricos indios.

Referencia: http://www.diosuniversal.com/Leyendas/Chamanismo

 

Pequeña descripción del Chamanismo.

El chamanismo se refiere a una clase de creencias y prácticas tradicionales similares al animismo que aseguran la capacidad de diagnosticar y de curar el sufrimiento del ser humano y, en algunas sociedades, la capacidad de causarlo. Los chamanes creen lograrlo contactando con el mundo de los espíritus y formando una relación especial con ellos. Aseguran tener la capacidad de controlar el tiempo, profetizar, interpretar los sueños, usar la proyección astral y viajar a los mundos superior e inferior. Las tradiciones de chamanismo han existido en todo el mundo desde épocas prehistóricas.

 

Algunos especialistas en antropología definen al chamán como un intermediario entre el mundo natural y espiritual, que viaja entre los mundos en un estado de trance. Una vez en el mundo de los espíritus, se comunica con ellos para conseguir ayuda en la curación, la caza o el control del tiempo. Michael Ripinsky Naxon describe a los chamanes como personas que tienen fuerte ascendencia en su ambiente circundante y en la sociedad de la que forman parte.

 

El origen de la palabra "chamán":

La palabra "chamán" se origina en "šamán", muy probablemente del idioma tungus de Mongolia. La palabra fue llevada a Occidente en el siglo XVII por el viajero holandés Nicolaas Witsen, quien relató sus experiencias con la gente de habla tungus de Siberia en un libro, Noord en Oost Tartaryen, que se publicó en varios idiomas. La raíz de la palabra significa "conocer". Sin embargo, Mircea Eliade, que ha escrito extensamente sobre el chamanismo y la experiencia chamánica, señala la palabra sánscrita śramaṇa, que se refiere a una figura sagrada o monástica errante. Esa palabra se ha extendido a muchos idiomas de Asia Central junto con el budismo y podría ser el origen último de la palabra tungusic. Esta etimología particular indica una antigua interfaz entre los sistemas de sabiduría chamánica y budista, y es de gran interés para nuestra empresa de reunir estas dos tradiciones en el contexto moderno. La definición general de la palabra chamán que ofrece Ronald Hutton en su libro, Chamanes: el chamanismo siberiano y la imaginación occidental, es útil. La palabra chamán se refiere a "cualquiera que se ponga en contacto con un mundo espiritual mientras se encuentra en un estado alterado de conciencia, particularmente en nombre de otros". Lo que el chamán "sabe" es la naturaleza del mundo espiritual: los espíritus de la naturaleza, los espíritus de los seres humanos y los espíritus de otras formas de seres que, según la comprensión chamánica, influyen en los asuntos de los seres humanos. El chamán usa este conocimiento para curar, guiar, adivinar, mediar y educar a la comunidad en la que vive. Los chamanes son los médicos, sacerdotes, psicopomps y maestros de sus comunidades. Realizan estas tareas con la ayuda de los espíritus con los que establecen contacto alterando su estado de conciencia a través de los sueños, el uso de sonidos repetitivos o la ingestión de plantas psicotrópicas. Los espíritus generalmente adoptan la forma de la naturaleza, por lo que el chamán puede tener guías espirituales en forma de halcón, oso o planta. A través de encuentros repetidos con estos guías, el chamán llega a comprender las habilidades y capacidades particulares de los espíritus. Las incursiones en el mundo de los espíritus les proporcionan la información que necesitan para realizar las tareas particulares que se les solicitan.

El chamanismo adopta muchas formas dependiendo del entorno cultural en el que se encuentre. Según Mircea Eliade en su libro, Técnicas arcaicas del éxtasis, se pueden hacer las siguientes afirmaciones sobre la práctica del chamanismo en la mayoría de los contextos culturales donde se encuentra:

1. Los espíritus existen en diferentes formas, particularmente las de la naturaleza, y afectan la vida de los seres humanos.

2. El chamán puede comunicarse con el mundo espiritual y entrar en él para buscar respuestas a problemas o curar enfermedades.

3. Los sueños son un importante punto de acceso al mundo de los espíritus, y la información y la guía que viene en los sueños que tiene el chamán es importante y puede ser reveladora.

 

Hay muchos otros aspectos de la práctica chamánica que son importantes para una comprensión completa del chamanismo. Sin embargo, son éstos aspectos particulares del chamanismo los que nos interesan para los propósitos de este ensayo, ya que nos basaremos en ellos más adelante a medida que reunamos las prácticas del chamanismo y el budismo. El chamanismo se ha practicado durante milenios y tiene muchos aspectos poderosos e importantes. La proximidad que mantiene con el mundo natural y su esfuerzo por aprovechar el poder de la Tierra es fundamental para ayudar a los chamanes a mantener una relación sólida con la sabiduría de la naturaleza. La pérdida de esta conexión es, según los chamanes con los que he hablado, el motivo de la actual crisis que estamos viviendo. El esfuerzo por tratar de discernir la sabiduría que se mantiene en los procesos del mundo natural es un paso importante en la evolución de la conciencia. Como tal, según el extenso tratado de Robert Lawlor sobre el chamanismo aborigen australiano, Voices of the First Day: Awakening in the Aboriginal Dreamtime, el chamanismo es la forma más temprana de investigación espiritual y contribuye a la investigación teológica de las tradiciones espirituales posteriores. Este espíritu de indagación en los mundos de lo invisible es una contribución muy importante que el chamanismo proporciona a la expansión de la conciencia. Una forma que toma esta investigación es a través del viaje chamánico, una de las herramientas principales que la Hipnosis Profunda entrelaza junto con las técnicas de meditación Vipassana para restablecer un camino accesible hacia la coherencia espiritual.

La hipnosis profunda y el estado alterado: donde el budismo y el chamanismo se encuentran.

 

Tanto el chamanismo como el budismo buscan sondear los misterios de la vida a través de sus propias formas particulares de investigación. En la práctica chamánica, "el viaje" chamánico proporciona un método de investigación que se centra principalmente en establecer relaciones con formas de guía normalmente invisibles contenidas en el mundo natural. Estas formas de orientación a menudo se denominan "espíritus de ayuda". Estos espíritus ayudantes ayudan al chamán en la curación, la adivinación y la resolución de problemas. En la práctica budista, la meditación, el estudio y la reflexión dentro del contexto de las Cuatro Nobles Verdades y el Óctuple Sendero es el vehículo principal para el autodesarrollo. Si ambas formas de investigación funcionan tan bien dentro de sus contextos individuales para lograr el objetivo de quienes practican dentro de cada modelo, la pregunta es: ¿por qué unirlos? Parte de la respuesta radica en los requisitos particulares de las personas contemporáneas que luchan contra la dislocación debido a la pérdida de conexión con el mundo natural y sus procesos. Otra parte radica en la desorientación que muchas personas modernas experimentan debido a la traición a la integridad por parte de los líderes espirituales ortodoxos modernos. Esta experiencia, combinada con la escasez de herramientas que ofrecen las formas occidentales de curación para curar el espíritu, deja a las personas espiritualmente enfermas e incapaces de ganar tracción para abordar las raíces de su enfermedad. Estos son requisitos de curación complejos, y si vamos a alcanzar un nuevo nivel de conciencia, debemos recurrir a tantas fuentes como sea posible para abordar todos los problemas que se presentan en el entorno moderno. Hasta ahora hemos estado discutiendo los méritos relativos de estos dos antiguos sistemas de sabiduría al ofrecer un camino hacia el significado y un camino hacia la curación en términos generales. La intención era proporcionar un contexto para comprender solo una de las formas en que los dos sistemas se unen para crear un camino hacia una mayor conciencia de sí mismo en la práctica de la Hipnosis Profunda. Hay muchas técnicas de Hipnosis Profunda que surgen de la intersección del chamanismo y el budismo, pero aquí me centraré en la forma en que se accede a los estados alterados de conciencia para expandir la conciencia: El viaje.

 

El viaje es un proceso de estado alterado que combina el método de práctica del viaje chamánico con la intención de la práctica budista de la meditación Vipassana.
 

La meditación y el viaje chamánico son procesos que tienen lugar en el estado alterado. El estado alterado ayuda a los buscadores a conectarse con su experiencia interior de una manera más amplia. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en el estado de conciencia vigilante y resolutivo de la mente consciente. En el budismo, el objetivo de trabajar con el estado alterado es similar al objetivo de trabajar con el estado alterado en el chamanismo: ir más allá de los confines de la mente consciente y, por lo tanto, recibir información o conocimiento a los que no se puede acceder trabajando con la mente consciente. solo. Estamos tan acostumbrados a trabajar dentro de los límites de la mente consciente que olvidamos que hay otros estados de conciencia a los que podemos acceder. Esto es cierto a pesar de que todos accedemos a otros estados de conciencia todas las noches mientras soñamos. El viaje chamánico y la meditación ofrecen puntos de acceso a algunos de estos otros estados de conciencia. Ambos cambian la conciencia hacia adentro. Ambos, cuando se practican con regularidad, abren naturalmente la capacidad perceptiva para discernir la experiencia interior. El método que emplean para abrir las puertas a la experiencia interior es diferente. El viaje chamánico usa el sonido como un vehículo para cambiar la conciencia hacia adentro, y la meditación usa un solo punto de enfoque, generalmente la observación de la respiración para enfocar la atención hacia adentro. La importancia de redescubrir estos caminos hacia adentro y trabajar en el estado alterado es fundamental para resolver problemas como la pérdida de la brújula, la pérdida de significado y la pérdida del acceso a la curación que enfrentan las personas modernas. Esto se debe a que, como señaló Albert Einstein, los problemas no siempre se pueden resolver en el nivel en que surgen. La hipnosis profunda es diferente de todas las otras formas de hipnoterapia debido a este énfasis en trabajar a nivel espiritual o energético de una manera empírica. Dentro de este modelo, se entiende que todo desequilibrio comienza en el nivel del espíritu y todo desequilibrio se resuelve en el nivel del espíritu. El espíritu, como se define aquí, no se limita a una definición religiosa u ortodoxa particular de lo que es espíritu o espiritualidad. Más bien, la Hipnosis Profunda tiene muchos procesos que ayudan a una persona a descubrir lo inefable dentro de ellos, que es fundamental para las formas de investigación espiritual definidas personalmente. Gran parte de esta investigación tiene lugar en el estado alterado. Un estado alterado de conciencia difiere del estado ordinario de vigilia y resolución de problemas al que estamos más acostumbrados. Si bien este estado de vigilancia nos permite navegar por las complejidades de la realidad de consenso que todos compartimos y nos ayuda a comprender nuestro lugar en el mundo, tiene ciertas limitaciones. La mente consciente está diseñada para ayudarnos a eliminar aspectos de nuestra experiencia que podrían interrumpir la forma en que organizamos la realidad. La mente consciente filtra cualquier cosa que interrumpa la manera en que intentamos estructurar la realidad.

https://www.sacredstream.org/the-journey-buddhism-and-shamanism-at-the-crossroads/

 

Referencia:

 

https://religionesenelmundo.com/creencias/indigenas/chamanismo/#Principios_conceptos_y_ensenanzas_del_Chamanismo 

 

http://www.diosuniversal.com/Leyendas/Chamanismo

 

https://masdemx.com/2016/01/los-chamanes-mas-poderosos-de-mexico-intima-seleccion-de-jacobo-grinberg-zylberbaum/

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest
 
© WWW.CONTEMPORARYFAITH.COM - ALL RIGHTS RESERVED, 2021.