4. VUDÚ (VODOO)

Año estimado de creación: 8,000 a.C.

Dios o Profeta del vudú: Bondye o Mawu.

Principales libros del vudú: El libro Secreto del Vudú.

Sede / Capital en el mundo: No tiene sede como tal, pero, se encuentra en todos los continentes del mundo, sobre todo, en Africa y América.

Número de fieles alrededor del mundo: 80 millones.

Simbolo principal del vudú: Los veve.

 

Principales espíritus del vudú:

En el culto del vudú se les denomina Loa, a los espíritus que sirven como intermediarios entre los hombres y Bondye, el regente del mundo sobrenatural. Presentan ciertas similitudes con los ángeles del Cristianismo, pero a diferencia de estos, se les sirve. Cada uno tiene una personalidad diferente y múltiples modos de ser alabados (por canciones, bailes, símbolos rituales y otros).

Existen 4 familias principales de Loas:

Los Rada, considerados como los más antiguos y guardianes de los principios morales.

Los Petro, que tienen una personalidad más fiera y guerrera.

Los Ghede, que son los espíritus de los muertos.

Los Dantor, son los que tienen poder especial.

Otros Loas:

Agwé

Ayida-Wedo

Ayizan

Azaka-Tonnerre         

Barón Samedi

Damballa                   

Erzulie

Guédé

Principios básicos del vudú:

Las creencias del vudú reconocen la existencia de un Ser Supremo quién creó el universo pero que está demasiado lejos para tener una relación personal con sus adoradores. Por tanto, los seguidores de esta secta siguen al “loa” o deidades menores para obtener guía para sus vidas. El loa son los espíritus de los ancestros, animales, fuerzas naturales y espíritus del bien y del mal.

Un concepto interesante de las creencias del vudú es el ritual que se lleva a cabo un año y un día después de la muerte de un familiar. La creencia del vudú establece que hay dos partes en el alma humana. Las dos partes consisten del “ti-bon-ange” (pequeño ángel bueno) y el “gros-bon-ange” (gran ángel bueno). El “gros-bon-ange” es la fuerza de vida del cuerpo, y luego de la muerte, debe regresar al cosmos.

Para asegurarse de que el “ti-bon-ange” tenga un descanso pacífico, hay que llamar al “gros-bon-ange” a través de un costoso ritual que involucra el sacrificio de un animal de gran tamaño, tal como un toro, para apaciguar al “ti-bon-ange”. Si el espíritu del “ti-bon-ange” no es satisfecho y no se le da un descanso pacífico, el espíritu se mantiene atado a esta tierra para siempre, y trae desastres y enfermedades a otros.

 

Pequeña descripción del vudú.

El vudú es un culto que se originó a partir de las creencias que poseían los pueblos que fueron trasladados como esclavos desde el África Occidental, y del contacto de estas creencias con la religión cristiana católica, propia de los países a donde fueron trasladados, por lo general, en América. Se trata de una variante teísta de un sistema animista provisto de un fuerte componente mágico y esotérico. Debido a su vinculación directa con la cosmología y los sistemas de creencias neolíticos, su estudio resulta de gran interés en el campo de la paleo antropología. El vudú se encuentra entre los cultos más antiguos del mundo.

 

Referencias:

https://www.ecured.cu/Vud%C3%BA

http://www.diosuniversal.com/Otras-Religiones/Vudu

Vudu1.png
Vudu 3.gif
Vudu 2.jpg