3. MANDEÍSMO

Año estimado de creación: 100 d.C.

Sede / Capital en el mundo: Irak e Irán.

Número de fieles alrededor del mundo: 70 mil.

Dios o Profeta del mandeísmo: Juan Bautista.

Simbolo principal del mandeísmo: Aunque si bien esta religión tiene un gran número de símbolos, aparece uno excepcional con el que suele ser relacionada la religión, se trata de la “Drabsa”. Es una cruz de madera que es adornada por una rama de olivo. A menudo esta cruz cuelga en un manto blanco.

Este elemento suele encontrarse siempre dentro de los templos mandeos, especialmente ubicada sobre las fuentes de agua.

Los cuencos que datan el alfabeto mandeo también son uno de los símbolos más importantes para la religión, puesto que estos elementos se usan para ahuyentar los espíritus malignos o demonios de las familias. Los cuencos protegen de todo mal a la familia que reside en el lugar en el que es ubicado, puesto que las letras tienen el poder de concentrar el demonio y encerrarlo en el cuenco para no dejarlos escapar ni hacer daño.

Principales libros del mandeísmo:

Aunque si bien no todos los textos que se han encontrado pertenecen a los primeros años en los que inició la religión, los manuscritos que quedan dentro de los libros sagrados corresponden a etapas posteriores al siglo XVI, con la excepción de información y material que se considera proviene del año 700 d.C.

Dentro de los textos sagrados y más importantes de la religión, se encuentran los siguientes:

Ginza: hace referencia a “tesoro”. También es llamado como “El Gran Libro” y “Libro de Adán”, dada la importancia que tiene el primero hombre existente en la tierra. Este primer texto está dividido en dos partes:

Ginza de derecha: en esta parte se encuentran dieciocho opúsculos que tienen que ver principalmente con aspectos de la cosmología y mitología de la religión.

Ginza de izquierda: esta parte, también llamada como “Libro de las Almas”, comprende aspectos que conciernen a la ascensión del alma hacia el reino de la luz, un fin presente en la religión. En él también se encuentran una serie de himnos que suelen ser recitados dentro de la misa de los difuntos, la cual recibe el nombre de “Masiqta”.

 

El Libro de los Ángeles: también llamado como El Libro de Juan, en este texto se encuentra una colección que reúne 37 obras cortas de contenido relacionado con lo mitológico de la fe. El Libro de los Ángeles contiene un opúsculo basado en Juan el Bautista, que alcanza una gran relevancia dentro de la religión, así como otro referente de la llegada del mensajero celestial hacia Jerusalén.

 

Qolasta: significa “antología” y en él se reúnen una serie de himnos y cantos especialmente usados para la ceremonia del Bautismo, así como la ascensión del alma. Además de estar presentes allí los himnos religiosos del Mandeísmo, así como las oraciones y los cantos que se realizan. Estos vienen acompañados por las instrucciones pertinentes, así como guías para la práctica de la misa de los difuntos y el bautismo, las celebraciones más importantes dentro de la religión.

 

Principales profetas del mandeísmo:

Los mandeos reconocen varios profetas. A Yahia-Yohanna, conocido en el cristianismo como Juan el Bautista, se le da un estatus especial, mayor que su rol en el cristianismo y el islam. Los mandeos no consideran a Juan como el fundador de su religión, pero le veneran como unos de sus más grandes maestros, remontando sus creencias hasta Adán.

Los mandeos no creen en Abraham, Moisés o Jesús, pero reconocen otras figuras proféticas de las religiones abrahámicas como Adán, su hijo Set y su nieto Anush (Enós), así como Nuh (Noé), sus descendientes Sam (Sem) y Ram (Aram). Consideran a los últimos tres como sus ancestros directos.

De igual manera, Los mandeos tampoco reconocen al Espíritu Santo del Talmud y la Biblia, a quien conocen en mandeo como Ruha, Ruha d-Qudsha, o Ruha Masțanita. En vez de verlo como un espíritu santo, le ven negativamente como la personificación de los elementos más bajos, emocionales y femeninos de la psique humana.

Referencia:

 

Principios básicos del mandeísmo:

Dentro de la tradición aparecen una serie de mandamientos que son seguidos rigurosamente por los creyentes, dentro de los cuales se encuentran:

No blasfemar

No asesinar bajo ningún motivo

Abstenerse de todo acto de adulterio.

No robar

No decir mentiras

No prestar falso testimonio

Abstenerse de cometer actos de deslealtad y deshonestidad

Abstenerse de todo acto lujurioso

No practicar magia y ni brujería

No circuncisarse

Abstenerse del consumo bebidas alcohólicas

No practicar la usura

No llorar ante el acto cíclico que lleva a la muerte

Abstenerse de consumir animales muertos, que están embarazados o que hayan sido atacados por otros animales furiosos

No divorciarse (salvo en ciertas excepciones)

No abortar ni suicidarse

No se debe maltratar el cuerpo a través de modificaciones como tatuajes y piercings, por lo que debe mantener su cuerpo libre de heridas y cortes.

No practicar la tortura en el cuerpo propio ni la abstinencia

Engendrar hijos para lograr un lugar en el cielo

Contraer matrimonio

Está prohibido adorar a Satán, así como los errores e imágenes malignas del mundo.

El sistema de creencias del Mandeísmo se basa en la doctrina monoteísta en un dualismo gnóstico en el que el mundo se divide en dos partes. Así, los hombres viven en la zona del mundo que es dominada por la oscuridad, la cual solo pueden abandonar a través de la muerte. Una vez el ser humano muere, su ánima inicia un recorrido por varias “estaciones” con el fin de encontrar la redención y el paso para el reino de la luz. Este proceso sería del ánima sería guiado por una especie de mensajero que las conduce de la oscuridad a la luz, finalizando para el ser el tiempo de sufrimiento. En cuanto al génesis de la fe del Mandeísmo, se considera muy parecido al del génesis del judaísmo y del cristianismo. Al igual que en estas últimas religiones, el Mandeísmo considera a Adán y Eva como los primeros humanos que existieron en la Tierra, pero el surgimiento de Eva no procede de la costilla de Adán, sino que fue creada del reino de la luz. Esto explica por qué en el Mandeísmo es de vital importancia la igualdad de derechos y condiciones entre hombres y mujeres.

Breve descripción del mandeísmo.

Se trató de una religión monoteísta definida como una secta gnóstica que fue practicada por los mandeos y que lleva una gran cantidad de tiempo viva desde la antigüedad. Sin embargo, el número de fieles se ha reducido potencialmente, puesto que se considera que existen al menos unas 60.000 personas del Mandeísmo en zonas como Irak, en las ciudades de Samara, Bagdad, Basora y Nazriya, mientras que otros se ubican en lugares como Nueva Zelanda, Siria, Jordania, Estados Unidos y Australia.

El Mandeísmo se desarrolló entre los siglos I y II d.C., en las orillas del río Jordán, en el norte de Israel. Aunque si bien acepta una serie de elementos por el sincretismo y la conciliación de otras doctrinas, sufrió varias persecuciones ejercidas por el integrismo islámico de los musulmanes, lo que provocó la dispersión de los mandeos por todo el mundo.

Referencia:

 

https://religionesenelmundo.com/creencias/mandeismo/

https://religionesenelmundo.com/creencias/mandeismo/

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest
 
© WWW.CONTEMPORARYFAITH.COM - ALL RIGHTS RESERVED, 2021.