3. DRUIDISMO O PAGANISMO CELTA

Año estimado de creación: 2500 a.C.

Dios o Profeta de los Druidas: El dios supremo del panteón irlandés parece haber sido Dagda. Es Dios-druida y dios de los druidas, señor de los elementos y del conocimiento, jurista y temible guerrero.

Principales libros de los Druidas:  El libro de los Druidas.

Sede / Capital en el mundo: Irlanda.

Número de fieles alrededor del mundo: Desconocido.

El origen de la palabra ‘druida’ no está claro, pero la opinión más popular es que proviene de ‘doire’, una palabra irlandesa-gaélica para denominar el roble, (a menudo un símbolo de conocimiento), que también significa ‘sabiduría’. Los druidas estaban preocupados por el mundo natural y sus poderes, y consideraban a los árboles como entes sagrados, particularmente el roble. Sus prácticas eran similares a las de los sacerdotes de hoy, conectando a las personas con los dioses, pero su papel también era variado y amplio, actuando como maestros, científicos, jueces y pensadores. ¡Eran increíblemente poderosos y respetados, capaces de expulsar a las personas de la sociedad por violar las leyes sagradas, e incluso podían interponerse entre dos ejércitos opuestos y evitar la guerra! No tenían que pagar impuestos ni servir en la batalla. Las mujeres druidas también fueron consideradas iguales a los hombres en muchos aspectos, inusual para una comunidad antigua rodeada de pueblos mas machitas y patriacarles.

Simbolo principal los Druidas: El Awen.

En simboligía druida, aprendemos a escuchar la palabra “awen” pero, ¿qué es exactamente awen?: Traducido libremente del galés, significa espíritu fluido, o inspiración fluida. El símbolo del Awen está compuesto por tres rayos que representan una tríada, de color verde, blanco y azul; los tres grados de Druidismo: Ovate, Bardo y Druida; poder, sabiduría y amor.

Otros simbolos druidas / celtas:

El símbolo de la triqueta, conocido también como triquetra, es un símbolo celta construido a partir de tres arcos en forma triangular. La palabra triqueta proviene del latín triquetrus, que significa de tres esquinas, o simplemente triangular.

Una de las peculiaridades de este símbolo es que muy pocas veces aparece completamente solo en las piezas de arte celta que han sobrevivido. Esto indica que probablemente no tenía un significado primordial dentro de la mitología celta, sino más bien una función ornamental. Tambíen es importante tener en cuenta que su posible significado evolucionó a lo largo de los años. Por ejemplo, es conocido que dentro de la tradición cristiana celta este símbolo pasó a representar la santísima trinidad de padre, hijo y espíritu santo. Dentro de esta tradición era habitual representar la triqueta dentro de un círculo para representar la unidad de la trinidad. Debido a sus naturaleza de tres elementos, este símbolo tiene una cierta relación con el trébol de San Patricio, que también representaba la trinidad.

El trisquel, conocido también como triskele, triskelion o triple espiral, es un símbolo celta que consiste en tres espirales unidas en disposición triangular. La palabra triskelion proviene d el griego τρισκέλιον y significa de tres piernas. Esta palabra fue introducida por los autores griegos para referirse a este símbolo y es importante tener en cuenta que no sabemos con qué nombre era conocido por parte de los pueblos celtas. Este símbolo ha sido interpretado de distintas formas pero todas ellas guardan relación con la importancia del número tres. Así, es posible entender este símbolo como una representación del pasado, el presente y el futuro. De forma similar, se podría entender como un símbolo del nacimiento, la vida y la muerte. En un plano más espiritual, este símbolo puede representar el cuerpo, la mente y el ánima. Algunas tradiciones también lo han relacionado con la tierra y sus principales elementos: tierra, agua y aire. El trisquel es uno de los símbolos más comunes dentro del arte celta y fue utilizado con funciones ornamentales a lo largo de los siglos.

La cruz celta es uno de los símbolos celtas con un significado religioso más importante. Su uso se extendió especialmente en las tierras evangelizadas por los misioneros irlandeses entre los siglos 9 y 12 después de Cristo. Sus orígenes son todavía motivo de debate pero es bastante probable que este sea un símbolo inspirado en la cruz cristiana. En este caso, la cruz se complementa con un anillo que rodea su intersección. Una de las leyendas más populares dice que esta cruz fue introducida por San Patricio durante la evangelización de los paganos irlandeses. También existen evidencias que indican que la cruz celta podría tener un origen precristiano en el que era utilizada como representación del dios Taranis. Más adelante, durante la cristianización de los pueblos celtas, la cruz celta pasó a tener su significado cristiano actual. Actualmente la cruz celta es especialmente conocida por las high crosses, que son cruces altas hechas de piedra con motivos ornamentales del arte celta.

El árbol de la vida celta, conocido originalmente como Crann Bethadh, es uno de los símbolos celtas más importantes porque fue un elemento central de la mitología celta. Los árboles tenían una gran importancia dentro de la mitología celta ya que los pueblos celtas creían que los árboles eran los antepasados de los hombres. Para los pueblos celtas los árboles eran la fuente de la vida ya que daban sus frutos para alimentarse y eran también proveedores de refugio. Uno de los posibles significados del símbolo del árbol de la vida celta es que representa la armonía entre las fuerzas de la naturaleza para dar lugar a la vida. Además, también es posible relacionarlo con la fuerza y la sabiduría. Los celtas tenían en cuenta el ciclo natural de los árboles debido a las estaciones del año y lo relacionaban con la muerte durante el invierno y el renacimiento durante la primavera. También según la creencias celtas, se dice que cada vez que los celtas creaban un nuevo asentamiento, plantaban un árbol en el centro como símbolo de la vida. Muchas de las leyendas celtas consideran también el árbol como un vínculo entre el mundo real y el mundo de los antepasados. Así, los árboles eran vistos como una puerta de entrada a este nuevo mundo. En concreto, uno de los árboles sagrado era el roble, que en la lengua celta se conocía como daur, que tiene la misma raíz que la palabra puerta.

Los nudos celtas son un tipo de nudos decorativos utilizados principalmente como motivos ornamentales en el arte celta. Muchos de ellos aparecen grabados en piedra o en manuscritos de la época cristiana. Los nudos celtas tienen principalmente dos características. En primer lugar se representan en forma de trenzado. Es decir, el símbolo muestra como los distintos fragmentos de la cinta se entrelazan pasando a veces por arriba a veces por debajo. En segundo lugar, los nudos celtas no tienen fin. Es decir, la cinta se cierra sobre sí misma.

Existe una gran variedad de nudos celtas y en muchos casos no es posible darles un significado ya que a menudo tienen meramente una función ornamental. Es posible que algunos de estos nudos hubieran tenido en el pasado un significado concreto pero en la mayoría de los casos este conocimiento se ha perdido debido a la falta de transmisión escrita de la cultura celta. Además, es importante tener en cuenta que muchas veces el significado original de algunos de los nudos evolucionó con el paso del tiempo e incluso pudo cambiar completamente durante la época de cristianización de los pueblos celtas. No existen nudos celtas para representar conceptos concretos como el amor, la amistad o la fuerza. Sin embargo, muchas veces estos nudos hacen referencia a otros símbolos celtas con un significado más claro. Por ejemplo, existen nudos celtas en forma de triqueta, trisquel o en forma de animales, cosa que permite relacionarlos con el carácter de animales concretos.

También aparecen a menudo nudos celtas en forma circular. Esto permite relacionarlos con conceptos como la unidad. Además, el carácter infinito de estos nudos ha servido también en tiempos modernos para relacionarlos con la eternidad. Uno de los nudos celtas que se puede identificar más fácilmente es el nudo cuaternario o nudo escudo. Este nudo tiene generalmente forma circular y está dividido en cuatro secciones. Una posible interpretación de este símbolo dice que es un símbolo de protección contra los malos espíritus.

Principales deidades de los Druidas:

Dagda. La deidad de la figura paterna más importante dentro del alcance de los dioses celtas irlandeses pertenecía al Dagda ( An Dagda – ‘el Dios bueno’). Venerado como el líder de la tribu de dioses Tuatha Dé Danann , por lo general estaba asociado con la fertilidad, la agricultura, el clima y la fuerza masculina, al tiempo que encarnaba los aspectos de la magia, la sabiduría, el conocimiento y el druidismo. Estas facetas explican su renombre y veneración entre los druidas celtas. Muchos de los aspectos también tienen sorprendentes similitudes con las características divinas de Odin , el jefe de la tribu Æsir de los antiguos dioses nórdicos. Reforzando su naturaleza como figura paterna entre los dioses celtas (especialmente en la Irlanda gaélica), el Dagda a menudo se representaba como una túnica rústica (que apenas cubría su trasero) con un viejo regordete que llevaba un imponente bastón / club mágico ( lorg mór ) que podría matar a nueve personas de un solo golpe y aún así resucitar a los muertos a la vida. Curiosamente, el dios celta también llevaba un enorme caldero mágico (coire ansic) que no tenía fondo, y estaba acompañado por un enorme cucharón del que podían comer dos personas, aludiendo así a su poder de abundancia e inclinación por la comida. Y a pesar de sus características físicas aparentemente rollizas, el Dagda tuvo numerosos amantes, incluido Morrigan , la diosa celta de la guerra y el destino.

Teutates o Tutatis, protector de la tribu, es el dios cruel por excelencia.


Desde el ámbito gaélico, pasamos a la antigua Galia y sus dioses celtas. Con ese fin, en nuestro contexto moderno, Toutatis se hizo famoso por el eslogan de los cómics de Asterix ‘By Toutatis!’. Y aunque no se sabe mucho sobre el alcance mitológico, Toutatis (o Teutates ) fue probablemente una deidad celta bastante importante, con su propio nombre que se traduce aproximadamente como ‘ Dios del pueblo ‘. En esencia, posiblemente fue percibido como una entidad guardiana crucial que asumió el papel de protector de la tribu, y por lo tanto su nombre inscrito ( TOT, como se muestra arriba) se ha encontrado en bastantes artefactos antiguos tanto en la Gran Bretaña romana como en la Galia .

El poeta romano del siglo I, Lucan, mencionó a Teutates como uno de los tres principales dioses celtas (junto con Esus y Taranis ), mientras que por el rasgo mencionado de interpretatio Romana, Toutatis fue visto como el equivalente de Marte y Mercurio . En el lado macabro de los asuntos, los comentaristas romanos posteriores mencionaron cómo las víctimas fueron sacrificadas en nombre del dios al sumergir su cabeza en una tina de líquido desconocido (posiblemente cerveza). Curiosamente, Toutatis posiblemente también tuvo su contraparte irlandesa en forma de Tuathal Techtmar , el legendario conquistador de Irlanda, cuyo nombre originalmente se refería a la deidad epónima Teuto-valos (‘Gobernante de las personas’).

Cernunnos. Posiblemente el más impresionante y portentoso de los antiguos dioses celtas, Cernunnos, es en realidad el nombre convencional dado a la deidad ‘el cornudo’. Como el dios cornudo del politeísmo celta, Cernunnos a menudo se asocia con animales, bosques, fertilidad e incluso riqueza. Su propia representación refleja tales atributos, con las astas visibles del ciervo en su cabeza y los epítetos poéticos como el “Señor de las cosas salvajes”. En cuanto a la historia, sólo hay evidencia conocida para el nombre completo de Cernunnos, y proviene del Pilar de los barqueros tallado por los marineros galos en alrededor del año 14 d.C. Considerado como uno de los relieves importantes de la religión galo-romana, el pilar también representa a otras deidades romanas como Júpiter y Vulcano. Sin embargo, de manera bastante intrigante, las representaciones visuales de la deidad cornuda (como uno de los dioses celtas) son anteriores a tales inscripciones y nombres. Con ese fin, uno de los ejemplos adecuados sería una figura humana con cuernos presentada en un petroglifo del siglo VII-IV antes de Cristo en la Galia Cisalpina y otras figuras con cuernos adoradas por los celtíberos en lo que hoy es España y Portugal. Y la representación más conocida de Cernunnos se puede encontrar en el Caldero Gundestrup (alrededor del siglo I a. C.).

Epona. Más allá del sincretismo, también había dioses celtas únicos adorados en el panteón de la antigua religión galo-romana e incluso en la propia Roma. Epona pertenecía a la rara segunda categoría. Considerada como la deidad femenina y protectora de caballos, burros y mulas (etimológicamente, la palabra ‘Epona’ se deriva de Proto-Celtic “ekwos”, que significa caballo), la diosa celta también posiblemente se asoció con la fertilidad, dadas las señales visuales de patera, cornucopia y potros en algunas de sus esculturas existentes. Y hablando de representaciones, la mayoría de las inscripciones dedicatorias a Epona (encontradas por los arqueólogos) se hicieron en latín (a diferencia del celta), lo que sugiere su popularidad en el mundo romano. De hecho, con su aspecto de protector de los caballos, Epona fue favorecida y venerada por los soldados de caballería auxiliares del Imperio Romano, especialmente los famosos Caballeros Imperiales ( Equites Singulares Augusti ), que eran los homólogos de la caballería de los Guardias Pretorianos . En cuanto a las otras culturas celtas, se ha argumentado en los círculos académicos que Epona posiblemente inspiró el carácter mítico galés de Rhiannon, la tenaz dama del Otro Mundo.

Principios básicos de los Druidas:

Los cuatro pilares del Druidismo son: múltiples vidas;  alma o espíritu en todas las cosas; reverencia a los antepasados y múltiples mundos. El Druidismo contiene también una filosofía que, como muchas otras, enseña un sentido de la ética y un modo de vivir la vida. Hay muchas Triadas en el druidismo que desprenden sabiduría, pero en el corazón del que camina por esta senda, una de las más importantes es la siguiente:

Hay tres velas que iluminan toda oscuridad: Verdad, Conocimiento y Naturaleza

Esta tríada es muy similar a los “cuatro pilares del Druidismo” y nos da una idea bastante  exacta de aquello que aprendemos durante nuestro camino.

Pequeña descripción de los Druidas.

Para comenzar, debemos saber que los druidas eran los sacerdotes de los celtas, un pueblo indoeuropeo que se asentó en torno a los siglos VIII y IV a.C. por la mayor parte de la Europa atlántica, central y oriental, el Norte de la Península Itálica y la región de Galacia en la Península de Anatolia (la actual Turquía). Sabemos que la religión céltica estaba relacionada con la naturaleza y el mundo de lo onírico, de lo mágico. Es entonces que los druidas cobran un gran sentido, o así parece observarse a partir de la etimología de la palabra "druida". Ésta parece provenir, o estar relacionada, con los robles, bosques y árboles sagrados, ya que proviene de drew (árbol) y weid (ver)/ wid (conocimiento, inteligencia). De esta misma forma, entendemos que la arboleda sagrada en la que se realizaban los rituales y sacrificios, así como posiblemente las reuniones de los druidas de la región, era denominada Nemeton.

Sobre su existencia, Estrabón (s. I a.C. – I d.C.) menciona que existe en Galacia con el nombre de Drunemeton, y Julio César (s. I a.C.) la localiza en el Bosque de los Carnutes. Además, puede que existiera otra en Britania en la isla de Anglesey, la isla de Mona según los romanos. Sabemos que estas arboledas estaban relacionadas con la diosa celta Nemetona, que parecía estar vinculada a la guerra, pues siguió recibiendo culto siempre junto a Marte en época romana, como nos muestra la epigrafía. Los celtas tenían diferentes definiciones para los sacerdotes, tales como el galo gutuatri (habladores), relacionado con el irlandés guth (voz). A esta idea se ha llegado a través de observar que en varias inscripciones de la Galia, en la Aquitania y la Lugdunensis, se encontraron inscripciones en las que aparecía un gutuater como la persona a la que se dedicaba. La cuestión es que en las inscripciones de la Lugdunensis los gutuatri aparecen vinculados al dios galo Anvalo, por lo que se reforzaría la hipótesis de que los druidas serían denominados de tal forma, incluso en época romana; y esto se manifestaría en que Hircio (lugarteniente de Julio César) emplea el término gutruatum.

Referencia:

https://historiaeweb.com/2018/12/11/introduccion-druidismo/

https://dunailline.org/nuestro-druidismo/

 

https://www.tutiendacelta.com/mitologia-celta/

https://www.simboloteca.com/simbolos-celtas/

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest
 
© WWW.CONTEMPORARYFAITH.COM - ALL RIGHTS RESERVED, 2021.